Acupuntura

La Acupuntura es una técnica que se encuentra dentro de la Medicina Tradicional China y que consiste en insertar agujas en puntos específicos del cuerpo para curar las más diversas enfermedades que aqueja al ser humano.

Los Inicios - Médicos descalzos

Se dice que hace miles de años, mucho antes de las grandes civilizaciones, en el territorio conocido actualmente como Oriente, existieron chamanes nómadas conocidos como los "descalzos". Hombres y mujeres que pasaban su vida curando enfermos por donde viajaban. Aún no se hablaba de una medicina, era más bien una tradición en el sentido de la transmisión de conocimientos. Dichos conocimientos eran heredados de padres a hijos o de maestros a discípulos y estaban basados en prácticas de conservación de la vida. Buscaban mantener una vida equilibrada y en armonía con la naturaleza y sus constantes cambios.

De este vínculo con la naturaleza surge la concepción de estar viviendo en el punto medio entre el cielo y la tierra. El SER comienza a tener una "conciencia" que se experimenta en el mundo material. La concepción mente-naturaleza-cuerpo es la puerta de entrada para ver al Ser Humano como un microcosmos que representa en su totalidad al macrocosmos en el que nuestro planeta está inmerso y del cual somos parte. El cuerpo está compuesto de los mismos elementos que el planeta tierra y de esta forma es posible que los "médicos descalzos" hicieran analogías sobre ríos, mares, montañas, metal, madera, fuego, estaciones del año, incluyendo un cielo y una tierra, así como un larguísimo etcétera que habita dentro de este microcosmos llamado cuerpo humano.

El conocimiento que surge de estos remotos tiempos evolucionó de la mano de cada uno de los seres humanos por los que fue pasando, la manera de concebir la vida y las distintas formas de ser y estar en el universo fueron transmitidas de boca a boca hasta la aparición de la escritura.

Textos Antiguos

Medicina Tradicional China

La Acupuntura forma parte de la llamada Medicina Tradicional China. Esta acumula el conocimiento existente en los pueblos Asiáticos desde la antigüedad hasta la Revolución Cultural China (1966), momento en el que se recopila y sintetiza lo existente hasta el momento y se desarrolla lo que hoy conocemos con ese nombre. La teoría del Yin Yang es la base de este conocimiento y por primera vez se tiene registro de ella en el I-Ching. La escuela que desarrolla este sistema de pensamiento fue la Escuela del Yin Yang durante el periodo de los Reinos Combatientes, momento en el que se aplica esta teoría a la medicina. Posteriormente surge la Teoría de los cinco elementos haciéndose muy popular durante el periodo de los Reinos Combatientes aplicándose no solo a la medicina, sino también a la astrología, ciencias naturales, calendarios y hasta la política.

En los últimos cientos de años le han seguido teorías como las de los Zang Fu y la teoría de las sustancias vitales. La Medicina China ha viajado a occidente y se adapta a los distintos países y culturas enriqueciéndose cada vez más.

Acupuntura Contemporánea

La Acupuntura se basa en todos estos conocimientos recopilados desde los Chamanes nómadas hasta los Reinos Combatientes y ha llegado a nuestros días. Sin embargo el ser humano no ha cambiado tanto, las sociedades son igual de perniciosas, las relaciones humanas enferman los cuerpos involucrados en ellas y la alimentación empobrece junto con la calidad del aire que respiramos.

Se vuelve indispensable hablar del vínculo primario con la naturaleza: es cuando éste se rompe que un órgano - sabor - emoción domina sobre otros y, de este modo, la relación de cooperación necesaria para la vida se rompe y aparece la enfermedad. El equilibrio del que nos hablan en las mutaciones o las maneras correctas de vivir que Lao Tse nos indica abren una multidimensionalidad en el ser humano que no podemos pasar por alto cuando hablamos de síntomas o síndromes.

Para nosotros la acupuntura es un arte, busca el equilibrio y la armonía, la belleza se expresa en las miles de maneras de vivir y aprender a vivir. El equilibrio que construyen los órganos con sus emociones se puede expresar en el constante movimiento, en que un sabor no predomine en la dieta, en que no dejemos que una emoción se apodere del cuerpo o en que veamos más que uno o dos colores en la vida. En definitiva el acupuntor necesita aprender a vivir a través de esta práctica, ese es un principio de ética que sostiene la práctica, restituir el propio vínculo con la naturaleza es vital para entablar un dialogo con el interior, solo así podrá acercarse a otro ser humano y tener limpia la mirada para ver más allá de un síntoma.

Autores

Últimos cambios: 23 Marzo 2018