Origen de la teoría de los cinco elementos

El Universo en su conjunto y todo ser vivo están individualmente compuestos de los mismos movimientos y dispuestos en el mismo orden, lo que entraña una similitud, en el sentido de la palabra, entre el hombre y el Cosmos.

La teoría de los cinco elementos es, junto con la teoría de Yin Yang, la base de la MTC. Según G. Maciocia, la aplicación de estas dos teorías en el ambiente médico oriental marca el inicio de la medicina científica enriqueciendo y dando un paso adelante respecto a la medicina chamánica. El ser humano deja de buscar causas sobrenaturales a las enfermedades, a través de la observación de la Naturaleza y sus patrones crea conocimiento y teoriza sobre él.

La teoría de Los cinco elementos o Wu Xing proviene de un pueblo trabajador y profundamente vinculado con la naturaleza, sostiene que ésta se encuentra constituida por cinco sustancias, movimientos, ciclos, cualidades o fases.

"Los cinco elementos son el Agua, el Fuego, la Madera, el Metal y la Tierra. El Agua desciende y humidifica, el Fuego llamea hacia arriba, la Madera puede ser doblada y enderezada, el Metal puede ser moldeado y endurecido, la Tierra permite la siembra, el crecimiento y la cosecha". G. Maciocia del libro Shang Shu (1000 - 771 aC.)


Numerología

En esta interpretación de la naturaleza el ser humano emplea la numerología para entender el mundo natural en el que se encuentra inmerso.

Hay un camino denominado Tao (1) y está relacionado con la vida, dos fuerzas opuestas o polaridades básicas que animan la vida, el Yin y el Yang (2), tres planos de la existencia, cielo - tierra - ser humano (3), cuatro estaciones y rumbos cardinales norte - sur - este - oeste (4), cinco elementos y seis climas en la naturaleza. Los cinco elementos y los seis climas tienen una íntima relación con los cinco órganos Yin y las seis viseras Yang.


De los ejes cardinales a la representación en pentágono

El número cinco corresponde a lo terrenal, al mundo de la forma (Yin).

Al hablar de elementos se hace alusión a una esfera funcional que comprende un sin número de fenómenos y características dentro del micro y macrocosmos como: colores, climas, emociones, lugares, sabores, momentos, órganos y vísceras, notas musicales, alimentos, rumbos cardinales, estaciones, etapas del desarrollo, números, planetas, animales, etc.

Los elementos son dinámicos , tiene ciclos que determinan la interacción entre ellos y en el microcosmos humano determinan la condición corporal. El primer mapa de los cinco elementos es el mapa cosmológico donde la Tierra se encuentra en el centro rodeada por los cuatro puntos cardinales.

El cuerpo humano, como punto de referencia y lugar donde la conciencia experimenta y manifiesta la vida, es el centro del mapa de los elementos y corresponde a la Tierra. Al Este se encuentra la Madera, al Sur el Fuego, en el Oeste el Metal y en el Norte el Agua. Es un mapa orgánico que determina las relaciones internas entre todas estas funciones naturales dentro y fuera del organismo. Los cuatro elementos que rodean, en cada punto cardinal, a la Tierra, provienen de ella y lo que cada uno representa influye en ella. Todas las acciones van dirigidas al centro, a la Tierra, al cuerpo.

"En este sentido, los Puntos Ben son los puntos que, dentro del cuerpo, corresponden al elemento con la misma naturaleza de la estación del año en la que se encuentra. Por ejemplo, en primavera, el punto madera del elemento madera es el Punto Ben."

Del máximo Yin (Agua) al máximo Yang (Fuego) es necesario pasar por un punto intermedio que haga el eslabón o bisagra entre ellos, estas bisagras serán el Yin ascendente ( Madera) y el Yang descendente (Metal). En este sentido el eje agua-fuego está relacionado por el eje madera-metal, siendo la madera: agua en forma sólida y el metal: fuego en forma liquida, dejando entredicho que ningún elemento es absoluto, dependen unos de otros y están formados de la misma esencia.

En el centro, la Tierra equilibra los dos ejes anteriores. Es el punto de referencia y se corresponde con el recalentador central, el origen de los recalentadores superior e inferior, por lo que forma un eje tierra-cielo que lo "cubre todo".

Esta relación directa con el resto de los elementos a los cuales va a alimentar y de los que va a depender es lo que ha hecho proyectar el quinto elemento (Tierra) a la periferia, a fin de representar de una manera gráfica (pentagonal) las funciones fisiológicas y energéticas que se desprenden de los ciclos de generación, control, explotación y oposición. Se desplazó el elemento Tierra fuera del centro, entre los elementos Fuego y Metal para formar un pentágono que representa y explica las relaciones de padres-hijos y abuelos-nietos.

Autores

Últimos cambios: 28 Mayo 2018