Ciclo de generación y de control

La generación y el control se sostienen del principio de vida que mantiene tanto el microcosmos corporal como el macrocosmos. La vida para manifestarse necesita crecer ordenadamente: el ciclo de generación se relaciona con el crecimiento y el ciclo de control con los límites que se necesitan para no crecer más allá de las posibilidades naturales de la energía o de la materia.

El cuerpo humano, como una entidad autorregulada, depende del buen funcionamiento de sus 12 unidades básicas productoras de energía y almacenadoras de las mismas. Los ciclos Sheng y Ke mantienen el equilibrio dinámico entre ellas a través de los cinco elementos.

Patología

La alteración de este equilibrio, ya sea por causas externas o internas, provocara desequilibrios a nivel meridiano u órgano en el elemento relacionado a dicho desequilibrio, llegando a alterar, posteriormente, a su acoplado Yin o Yang (ver teoría de Zang Fu). Siguiendo el flujo natural de la energía el resto de elementos se verán alterados por exceso o insuficiencia de la madre o el hijo, el abuelo o el nieto según sea el caso. A estos desequilibrios se les conoce como: Ciclo de explotación y de oposición

Ver más en Teoría de Los Cinco Elementos

Autores

Últimos cambios: 11 Julio 2018