Ira

La ira incluye todo un espectro de emociones: rabia, cabreo, resentimiento, frustración, irritabilidad, sentirse indignado, agraviado, amargura, rabia contenida. A veces a las personas les cuesta reconocer que tienen ira, pero sí admiten resentimiento o frustración.

Estas emociones ascienden el Qi bruscamente por lo que suelen dar síntomas en la parte alta del cuerpo (como el viento): en la cabeza y el cuello, cefaleas, mareos, manchas rojas en la cara o el cuello, sabor amargo en la boca, ojos rojos. En China es importante evitar enfados fuertes a las personas mayores, “me vas a matar de un disgusto”.

La persona ante la ira reacciona expresándola o conteniéndola. A largo plazo puede dar estas patologías:

Ira contenida

  1. Estancamiento de Qi de Hígado. Este a su vez puede atacar a Bazo, Intestino Grueso (produciendo diarreas o estreñimiento) o Estomago (vómitos). A largo plazo puede ser el origen de una depresión.
  2. Estasis de Xue de Hígado

A estas personas hay que animarles a expresar sus emociones.


Ira desatada

  1. Fuego de Hígado en personas mas yang o con tendencia al calor.
  2. Fuego de Corazón por la relación madre/hijo con hígado.
  3. Ascenso de Yang de Hígado, especialmente en personas con vacío de yin de riñón, agotado por exceso de trabajo, no tienen suficiente agua para contener el yang de hígado.

Estas personas no pueden contener la expresión de su rabia y tienen problemas de pérdida del control.


La energía de la rabia es saludable y positiva si la aplicamos para lograr nuestras metas. La Vesícula Biliar atesora la decisión porque recoge esta energía del Hígado y la almacena en forma de coraje. Con la Vesícula Biliar fuerte puedes tomar las decisiones con coraje y emprender cambios en la vida.

Autores

Últimos cambios: 06 Mayo 2017