Energías perversas externas

Las energías externas (factores climáticos) son perjudiciales cuando nos afectan:


Estos factores patógenos del exterior (viento, frío, humedad...) nos pueden afectar por si solos o en combinación entre sí. Por ejemplo, el aire acondicionado da frío, sequedad y viento a la vez. Nuestra energía defensiva se enfrenta a ellos y los elimina. Si nuestra energía defensiva es más débil que la energía perversa externa, el factor patógeno puede penetrar al interior por las seis capas (Tai Yang, Shao Yang...). Frío, viento, humedad pueden producirse en nuestro cuerpo no sólo por exposición al clima, pueden suceder también originados por desequilibrios internos.

  1. Viento
  2. Frío
  3. Calor y fuego
  4. Humedad
  5. Sequedad

Autores

Últimos cambios: 01 Mayo 2017