Alegría

La alegría es una emoción saludable. Aumenta el Yang de Corazón. Pero no es sostenible un alto nivel de alegría mucho tiempo. Agota y dispersa.

La versión patológica de esta emoción seria un estado maníaco, sobreexcitado, eufórico, temerario que sobreestimula el Shen y daña el Corazón. A largo plazo puede consumir el Yin de Corazón, que no controla el yang. Puede dar palpitaciones, insomnio, sobresaltos, habla mucho, no se puede estar quieta. Le cuesta concentrarse, cambia de tareas cada 5 minutos. Está en continua búsqueda de estímulos y evita la soledad.

La euforia patológica es más fuerte si es repentina o inesperada: una buena noticia puede sentirse parecido a un shock.

La insuficiencia de alegría también es patológica: cuando vivimos demasiadas tristezas y miedos, especialmente en la infancia, se puede lesionar el yin y yang de corazón. Incapacidad para amar, adicciones, insatisfacción. Ver depresión.

Autores

Últimos cambios: 01 Mayo 2017