Aguja calentada

Aguja calentada

Aguja calentada

Las agujas calentadas o agujas calientes se utilizan mucho para dolores de espalda y hombros. Se amasa una bolita de moxa de buena calidad en el mango de la aguja insertada en un punto y se prende con un incienso. El calor penetra a través de la aguja. Idealmente la aguja debe estar perpendicular a la camilla. Se pueden usar accesorios para proteger al paciente de caída de moxa accidental sobre la piel, como por ejemplo un poco de papel de aluminio. Extremar precauciones.

Autores

Página actualizada el 30 de octubre de 2020

Los enlaces con borde amarillo conectan la Web gratuita con nuestra Aplicación Web.
Encontrarás imágenes de resolución completa, nuevos mapas y mucho más contenido. Saber más...

Ofrecemos un período de prueba de 30 días. Después se requiere suscripción anual.