Agujas Intradermicas

Las agujas intradérmicas o akebanes son agujas muy finas y cortas (de menos de 1 cm), con la cabeza redondeada en forma de una anilla. Se ponen en cualquier parte del cuerpo, en la piel. Paralelas a la superficie de la piel. Cuando se coloca en la zona de un pliegue o articulación, paralela a la linea de flexión.

Sirven para estimular más: función energética o punto ashi. Es un estímulo más suave.

Técnica

Sujetas la aguja con pinzas. Pones la aguja casi tumbada, tiras de la piel y acerca la punta al punto de inserción. Cuando relajas la piel la aguja entra sola. O puedes tirar de la piel hacia la punta de la aguja insertándola.

Luego se le pone esparadrapo de tela. Leucota es muy bueno. Un trozo debajo de la cabeza de la aguja (como almohada) y otro trozo de esparadrapo cubriendo por encima. Para extraer sólo hay que tirar del esparadrapo.

Duración: se puede dejar hasta una semana. Se puede duchar pero no frotar.

Autores

Últimos cambios: 11 Octubre 2017